Las negligencias médicas son sucesos que pueden tener consecuencias terribles en la salud de las personas involucradas en ellas. Cuando algo así ocurre, es inevitable plantearse interponer una denuncia para esclarecer los hechos e intentar que algo similar no vuelva a ocurrir a otros pacientes. 

El obstáculo con el que se encuentran muchas personas a menudo es, ¿cómo denunciar una negligencia médica en Madrid? A continuación, despejamos todas las dudas al respecto.

Tips para denunciar una negligencia médica en Madrid

La negligencia médica surge cuando un profesional sanitario se sale de los estándares contemplados por la comunidad médica y, como consecuencia directa, el paciente que es tratado sufre una lesión. La mejor salida ante esta situación es contactar con un abogado de negligencias médicas en Madrid y denunciar el hecho.

Para identificar que existe la negligencia conviene conocer los tipos de negligencias médicas más comunes que existen:

  • Impericia: Una falta de rigor o habilidad para interpretar los síntomas presentados por el paciente.
  • Mala prescripción de medicamentos: cuando el fármaco que se prescribe no corresponde con la enfermedad que tiene el paciente.
  • Imprudencia: una excesiva seguridad del médico que conlleva a tomar malas decisiones y comprometer la salud del paciente.
  • Omisión de la información: no informar de manera adecuada al paciente de los protocolos o de los procesos de intervención.
  • Error en la intervención quirúrgica: cuando ocurre un error humano durante un proceso quirúrgico.
  • Tardanza en el diagnóstico: cuando se tarda demasiado en detectar la enfermedad y esta avanza más de lo debido.

Ante la sospecha de alguna de estas imprudencias lo ideal es empezar un proceso de denuncia.

Pasos a seguir para denunciar una negligencia médica

Estos son los pasos adecuados para denunciar una negligencia médica:

  • Acudir de inmediato a un abogado especialista en negligencias médicas en Madrid,ya que esto requiere de profesionales legales con elevados conocimientos en este campo.
  • Conseguir la historia clínica para obtener todas las claves de los procedimientos médicos, algo que estudiará al detalle el abogado experto.
  • Llevar la documentación a un perito médico que examinará al detalle la situación y los protocolos.
  • Involucrarse en el proceso judicial que puede ser de varios tipos: penal, administrativo o civil.
  • Esperar a la sentencia que determinará si ha existido definitivamente una negligencia y propondrá una indemnización a los afectados.
  • Recibir la indemnización correspondiente según la evaluación de los daños ocasionados al paciente.

En este proceso va a ser importante contar con expertos en la materia que conozcan bien todos los protocolos, el lenguaje médico y que sepan asesorar correctamente en cada uno de los trámites. Si esto se realiza correctamente y con los profesionales indicados se puede conseguir un buen resultado que, además, va a ayudar a evitar que otros pacientes se vean involucrados en las mismas malas prácticas en el futuro.

Ser víctima de una negligencia médica puede acarrear diferentes problemas físicos, emocionales y económicos, por lo que es muy interesante ponerse al día con estas directrices y pasar a la acción en cuanto esto ocurra.

Aceptar Cookies    Ver Política de cookies
Privacidad